X
Descubre si tu marca
está en riesgo online.

Estamos encantados de responder a tus preguntas y de que quieras formar parte de la familia Smart Protection. Empieza con este breve formulario. Después, una persona de nuestro Equipo de Ventas se pondrá en contacto contigo para encontrar la mejor solución para ti.

Uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo en las siguientes 24h. 

Volver
Oops! Algo ha ido mal al enviar el formulario.
X

Obten tu informe.

Deja tus detalles de contacto y te enviaremos el informe a tu dirección de email.

Cómo reconocer las webs rogueCómo reconocer las webs rogue
Volver al blog
Volver al blog

Cómo reconocer las webs rogue

Cómo reconocer las webs rogue
February 7, 2023

Descubre por qué la protección de marca debería considerarse un elemento clave de cualquier estrategia empresarial en la economía globalizada.

Descubre si tu negocio está en riesgo
Habla con un especialista

A los consumidores de hoy en día les preocupa garantizar la seguridad de sus datos en el entorno digital, especialmente cuando se trata de compras en línea.

Entendemos que Internet puede ser a veces un lugar abrumador; de hecho, cada segundo se crean tres nuevos sitios web y, según una investigación continua realizada por Siteefy, hay más de 1.100 millones de sitios web en el mundo. Los estafadores en línea, por supuesto, no se quedan atrás en esta tendencia creciente, ya que se reinventan para estructurar sitios web fraudulentos (sitios web falsos) de aspecto más convincente y realista para engañar a los compradores desprevenidos y obtener cuota de mercado. 

En los periodos de más compras, como la actual temporada festiva, el número de sitios web fraudulentos alcanza su punto álgido. Por eso, en los párrafos siguientes te explicaremos cómo puedes detectar un sitio web fraudulento y evitar que te estafen.

1. Más vale prevenir que curar: comprueba el dominio y ten una conexión segura

Puede parecer obvio, pero no es tan sencillo como parece a primera vista. Al entrar en un sitio web, la página puede parecer exactamente igual a la del sitio oficial. De hecho, algunos de estos sitios web falsos están tan bien construidos que podrían engañar a cualquiera a primera vista, (sí, incluso a los expertos). Los estafadores suelen utilizar imágenes que han tomado directamente de la marca oficial.  

Por eso es importante comprobar los pequeños detalles, como el nombre del dominio y la dirección URL. Normalmente aparecen dos tipos de URL: 

1. Los sitios web fraudulentos casi siempre incluyen el nombre de una marca en un intento de convencer a los consumidores de que están en el sitio oficial. 

La URL también incluirá una palabra clave como: outlet, sale, cheap, wholesale, o incluso una palabra directa como fake o replica. Además, también suplantan la identidad de la marca añadiendo en la url el nombre de otro país o localidad, una letra adicional en el nombre o cambiando el final de la URL para evitar ser detectados. Suelen ser sitios de venta de falsificaciones.

2. El otro tipo de sitios web falsos son los muy genéricos, que no duran mucho pero fingen vender también productos para obtener información de los consumidores y estafarlos. 

En cuanto a la conexión segura, la mayoría de nosotros no prestamos atención al pequeño símbolo del candado que aparece junto a la URL en el sitio web. Sin embargo, este candado es realmente importante, ya que representa el certificado SSL (Secure Sockets Layer). Este certificado es un sistema de encriptación que proporciona seguridad en el sitio web y los sitios de comercio electrónico deberían tenerlo ya que gestionan la información personal y financiera de los consumidores.

Si todavía no está seguro y necesita volver a comprobarlo, puede buscar cuándo se registró el dominio. Hay varios sitios web en google que pueden proporcionar esta información. Si un sitio web lleva funcionando más de cinco años, puede interpretarse como una buena señal, ya que los sitios fraudulentos rara vez existen durante tanto tiempo.

2. Bandera roja: escasez de información

La falta de información es una de las principales características que se pueden detectar en un sitio web fraudulento. Puedes ver productos con imágenes genéricas, de baja calidad o pixeladas, categorías que aparecen en la página que no están relacionadas o hay muy pocas. Productos con precios bajos o grandes descuentos, descripciones de baja calidad o inexistentes. Las reseñas de los productos pueden ser muy generales como: "es realmente bueno", "se ajusta a mis expectativas", "buena calidad", y pueden parecer escritas en el mismo estilo. 

Además, la estructura de un sitio web fraudulento puede ser muy básica, con una interfaz pobre y falta de diseño. Es posible que funciones como el filtrado o la búsqueda no funcionen correctamente en todas las categorías de productos.

Al navegar por el sitio web es importante observar información como los términos y condiciones, asegurarse de que no se trata de una plantilla y confirmar que tienen información específica sobre la empresa a la que se está comprando, otro consejo sería buscar la empresa también en Linkedin. La dirección de facturación también puede dar información clave, buscando la dirección en Google puedes encontrar que aunque la página tenga una dirección puede ser una aleatoria.

Las redes sociales al final de la página y los métodos de pago también pueden desenmascarar una web fraudulenta. Al hacer clic en su logotipo normalmente la web oficial te dirigiría a su perfil en dicha red, que la mayoría de las veces está verificado. Si un sitio web de comercio electrónico tiene un método de pago como PayPal, le redirigirá al sitio web oficial de esa empresa y no a la página de inicio de sesión, o a lo que claramente es una cuenta falsa con pocos seguidores o publicaciones.

Busca la información de contacto y comprueba el número de teléfono y la dirección de correo electrónico. Si la dirección de correo electrónico parece personal, con @gmail.com o cualquier otro dominio privado, debería ser motivo de preocupación. La mayoría de las empresas tienen su propio dominio de correo electrónico.

3. Pagar no significa que sea legítimo

En los últimos años, los piratas han desplegado estrategias cada vez más sofisticadas para estafar a los usuarios a medida que ha aumentado la concienciación sobre la ciberseguridad. Puede parecer increíble, pero algunos de ellos incluso están pagando por colocar anuncios en la parte superior de los resultados de búsqueda de Google que enlazan a sitios web falsos. Esta estrategia abusa de la confianza, ya que normalmente los consumidores dan por hecho que las páginas en esta posición son legítimas.

Seguro que ha oído la típica frase "nada es gratis", pues bien, este es un principio muy bueno a seguir cuando se trata de comprar en Internet. Como usuario, un buen consejo para detectar los sitios web fraudulentos es que cuando algo es completamente gratis o está asociado a una incitación a comprar ahora debe proceder con cautela. En general, el lenguaje de comunicación de los sitios web falsos es muy superficial, centrado principalmente en la llamada a la acción con cuentas atrás o banners de compra inmediata, ya que su objetivo final es que el consumidor compre o regale información lo antes posible.

Consejo profesional: sea muy cauto a la hora de facilitar datos (especialmente su información financiera). Sólo compártala una vez que haya realizado las comprobaciones pertinentes para asegurarse de que el sitio web es legítimo. Su información personal y financiera es extremadamente valiosa y puede causar daños importantes en las manos equivocadas. 

4. Lo curioso es que todos podemos ser víctimas de sitios web fraudulentos

No hay que avergonzarse por haber sido víctima de estafas en Internet. La realidad es que no es usted el primero y, con toda seguridad, no será el último. Con una simple búsqueda puede encontrar muchos foros que revisan sitios web y desenmascaran a los estafadores, así que, en caso de duda, cíñase a lo básico y búsquelo en Google. 

En Smart Protection, ofrecemos a los propietarios de marcas una visibilidad de 360° del ecosistema digital. Supervisamos, detectamos, analizamos y actuamos contra las distintas formas de infracción de la propiedad intelectual. Esto incluye sitios web fraudulentos, falsificaciones y las diversas formas de abuso de marca que existen y surgen en todos los canales digitales. Nuestra tecnología escalable y automatizada de supervisión y protección de marcas y productos puede ajustarse a sus necesidades específicas. 

Como miembros del Trusted Copyright Removal Program (TCRP) de Google, y gracias a nuestra relación con innumerables mercados y redes sociales, actuamos con rapidez y eficacia para salvaguardar sus ingresos y la reputación de su marca.

Juntos podemos hacer de Internet un lugar más seguro tanto para las marcas como para los consumidores. 

Por último, pero no menos importante, aplicar las palabras del filósofo Descartes como consejo para identificar un sitio web falso: "Para determinar si podemos saber algo con certeza, primero tenemos que dudar de todo lo que sabemos", así que haga clic y escanee las distintas partes de la página, busque su nombre en google y compruebe las reseñas, direcciones, contactos y categorías del sitio web antes de facilitar información o realizar una compra. 

Descubre si tu negocio está en riesgo
Habla con un especialista

¿Quieres obtener tu informe?

Obtén tu informe

Lecturas recomendadas

Amazon Project Zero, ¿supondrá el fin de las falsificaciones en este marketplace?
May 12, 2021

Amazon Project Zero, ¿supondrá el fin de las falsificaciones en este marketplace?

Leer Artículo
Leer más
 Impulsa la concesión de licencias de marca con la protección de propiedad intelectual
October 27, 2022

Impulsa la concesión de licencias de marca con la protección de propiedad intelectual

Leer Artículo
Leer más
 El aprendizaje automático facilita la protección escalable de las marcas
November 7, 2022

El aprendizaje automático facilita la protección escalable de las marcas

Leer Artículo
Leer más